Dato necesario
El orgullo de vivir!
Identifícate como usuarioRegístrate como usuario

Alcaldía

Ayuntamiento de Toro (Zamora)
Notificaciones
21/02/2020
Noticia de Alcaldía
El documental sobre Jesús López Cobos se emitirá el domingo en TVE: Toda España tendrá la oportunidad de asomarse este domingo a través de sus televisores a la vida del director de orquesta toresano
21/02/2020
Noticia de Festejos y Comunicación
La cuantía de los premios infantiles se incrementará en el carnaval de Toro de 2021: Los premios que se reparten tras el desfile infantil de carnaval de Toro aumentar
19/02/2020
Evento de Cultura y Participación Ciudadana
Sara Escudero: “Tiempo al Tiempo”... ¡Sabio dicho que nunca falla, ¿eh?! Porque tú dices “a la tercera va la vencida” y te pueden rebatir que “no hay dos sin tres&
17/02/2020
Documento en Empleo Municipal
Hay un nuevo documento en el grupo "Proceso selectivo para la provisión en propiedad de una plaza de Técnico de Administración General, como funcionario de carrera del Ayuntamiento de Toro y la creación de una Bolsa de Empleo, mediante oposición libre." con el título "Anuncio puntuación final y relación de aprobados".
17/02/2020
Noticia de Cultura y Participación Ciudadana
La huella de san Valentín: Toro revive la tradición de venerar la reliquia del santo de los enamorados, sanador de las dolencias: Enmarcada en una caja ovalada de plata, la reliquia de san Valentín fue ve
17/02/2020
Noticia de Cultura y Participación Ciudadana
Bambalinas de Toro recauda fondos para la unidad de oncología infantil de la AECC con ``Zolopotrokeando``:  
14/02/2020
Evento de Festejos y Comunicación
MIÉRCOLES DE CENIZA :ENTIERRO DE LA SARDINA: MIÉRCOLES DE CENIZA:ENTIERRO DE LA SARDINA
14/02/2020
Evento de Festejos y Comunicación
TARDE DE CUENTOS. CARNAVAL, DISFRACES Y SARDINAS: TARDE DE CUENTOS. CARNAVAL, DISFRACES Y SARDINAS
14/02/2020
Evento de Festejos y Comunicación
MARTES DE CARNAVAL: ESPECTACULAR DESFILE DE CARNAVAL : MARTES DE CARNAVAL: ESPECTACULAR DESFILE DE CARNAVAL
14/02/2020
Evento de Festejos y Comunicación
CINE INFANTIL: MASCOTAS: CINE INFANTIL: MASCOTAS
Alcaldía
Portada
Noticias

Toro, tumba de San Valentín

Toro, tumba de San Valentín
Publicada por Nacho Mateos Rodríguez - 14/02/2020

Si Zamora es la ciudad del amor, Toro es la tumba de San Valentín. O, al menos una de ellas. Y es que sus restos están tan repartidos como el amor que profesan sus devotos.

Como cada 14 de febrero, el mundo entero honra a San Valentín. Cupidos, corazones, flores y bombones jalonan el día más moñas de todo el año en memoria del patrón de los enamorados. Pero, ¿quién fue este Valentín y cómo llegó a Toro? O, mejor dicho, ¿cómo llegó lo que queda de él a Toro?

 

Cuenta la historia católica que, en plena expansión del cristianismo, un sacerdote llamado Valentín comenzó a casar a escondidas a los jóvenes soldados del Ejército romano. Corría el siglo III y por aquel entonces, la boda era un sacramento prohibido para los reclutas por eso de que luego no rendirían en el campo de batalla. Según el emperador Claudio II, los legionarios tenían que conservar toda su fuerza para luchar frente al enemigo. Mejor solteros valientes sin compromiso que casados acomodados y colados.

Pero este juego a ser Cupido en secreto le salió caro a Valentín: un 14 de febrero de 270, fue lapidado y decapitado. Si ya lo decía el dicho: Afortunado en el amor, desafortunado en el juego.

El caso es que le cortaron la cabeza. Allá por el año 494, el Papa Gelasio estableció el 14 de febrero para honrar la memoria del mártir sin cabeza. Y tras una larga historia con un confuso baile de identidades, fechas y lugares, la testa llegó a Toro. Como explican desde la Diócesis de Zamora, por los documentos conservados, se sabe que la calavera llegó a la ciudad toresana por medio de don Diego Enríquez, capellán del emperador Carlos I y V de Alemania, después de que este muriera.

Pero, ¿por qué tenía el emperador la cabeza del mismísimo San Valentín? Al parecer, el jefe supremo del Imperio español sufría migrañas. Para aliviar el dolor, muchos analgésicos no había entonces. Pero sí uno que era mano de santo. O mejor dicho, cabeza de santo. Al haber sido decapitado, Valentín era invocado por los cristianos como la figura para paliar los dolores de cabeza, las jaquecas y las migrañas. Por eso, el papa Pablo III le regaló el cráneo a Carlos I. A su muerte, el capellán lo depositó en Toro con el permiso concedido por el sumo pontífice el 26 de abril de 1545. Además, el papa también le otorgó multitud de indulgencias para los fieles que lo visitaran.

Un siglo después, un canónigo también llamado Valentín (Tejederas) potenció el culto a este patrón en la ciudad de doña Elvira. Logró dos documentos fechados en Roma el 24 de abril de 1682 por los que el Papa Inocencio XI concedía indulgencia plenaria cada siete años (cuando la fiesta coincidiera en domingo) a todos los fieles que visitaran la capilla del santo y venerasen sus restos. Además, otorgaba jubileo a los cofrades de la Cofradía de san Valentín, una de las más importantes de la ciudad en aquella época.

Hechos que dan aún más autenticidad al origen de los restos. "Cuando unas reliquias tienen indulgencias, bulas o algún tipo de privilegio es que se consideran verdaderas", apunta Jesús Campos, actual párroco de la Colegiata, quien no niega el "mercado negro" y el tráfico de reliquias de antaño. "Me he encontrado con reliquias como las migas de pan de la última cena. ¿Quién iba a saber que esa sería la última cena y se puso a guardar unas migas? Pues eso", ejemplifica. "Las reliquias no son objeto de fe ni hay nada decretado por parte de la Iglesia al respecto, son objetos de devoción al igual que las apariciones. Tú puedes creer o no creer".

No obstante, lo cierto es que son varias las referencias que atesora la majestuosa Colegiata de Toro al santo del amor.

La primera y principal, el relicario con su reliquia. A mano derecha del claustro del templo, tras atravesar el magnífico Pórtico de la Majestad, se halla un singular expositor con numerosas antiguallas: trocitos de tela, cachitos de huesos, unas pantuflas y un bonete de San Pío V... Todas ellas rodean al relicario situado en el centro y custodiado por dos ángeles alados tallados en la madera. Su interior alberga una cajita ovalada de plata con un cerco de puntas de sierra donde se esconde el cráneo de San Valentín, cuyos restos óseos son visibles desde el exterior.

La segunda relación es una escultura de San Valentín que da nombre a la capilla donde se encuentra, a la izquierda del altar mayor. Como cita el historiador José Navarro Talegón en su libro 'Catálogo monumental de Toro y su alfoz', se trata de una escultura neoclásica "fría, insípida y sumaria, pintada de blanco para hacerla pasar por mármol" realizada por el escultor Pedro León de Sedano en torno a 1788.

La tercera alusión es un retablo hoy desaparecido "promovido por la cofradía de San Valentín y la Piedad, diseñado, ensamblado y entallado por el escultor local Juan Calleja en el año de 1616". Como apunta Talegón, "lo doró y pintó las tablas del banco e intercolumnios Baltasar de Coca, vecino de Toro, en 1617".

La cuarta señal es una tabla que representa el martirio realizada para el retablo anteriormente citado y hoy encajada en el retablo ubicado en la impresionante sacristía de la Colegiata. En ella, vemos la escena de un joven soldado a punto de decapitar con su enorme espada a un San Valentín arrodillado con la cara amoratada. Como apunta Jesús Campos, el hecho de que fuera decapitado denota que Valentín era un ciudadano romano. "Los romanos tenían privilegios hasta para morir y evitar una muerte lenta, cruenta y dolorosa como el resto a quien se le hacía mil barbaridades. San Lorenzo murió al fuego, a Santa Águeda le cortaron los pechos, a Santa Lucía le sacaron los ojos y un largo etcétera", cita.

Por último, el quinto indicio es la existencia de una cofradía denominada San Valentín y la Piedad, hoy desaparecida. Pese a su disolución, uno de los legajos custodiados en el Archivo Histórico Diocesano de Zamora atestigua la existencia de esta hermandad, promovida en 1621 por "doña Isabel de Ulloa, vecina de Salamanca" para el "socorro de pobres nobles en la ciudad de Toro". En sus páginas, se encuentran detallados todos los acuerdos, cuentas e inventarios de esta cofradía que profesaba el amor entre los más desfavorecidos.

Cinco razones que testimonian la edulcorada relación de Toro con San Valentín. Tanto es así que este domingo 16 de febrero la reliquia del santo romano volverá a ser venerada un año más en la misa de la una del mediodía. En ella, los fieles podrán besar la cabeza del santo, presente desde el siglo XVI en el templo toresano... y en unos cuantos más.

Y es que los restos de San Valentín están catalogados por la periodista Nieves Concostrina como uno de esos "cadáveres inquietos" que "no descansan ni después de muertos". Iglesias y catedrales de Madrid, Almería, Dublín, Calatayud o las ciudades italianas de Terni o Roma también aseguran guardar las reliquias de San Valentín.

Si echamos mano del martirologio romano, el catálogo de los mártires reconocidos oficialmente por la Iglesia católica, existen unos 7.000 santos. Sin embargo, los huesos dispersos por todo el mundo corresponderían a muchos más cuerpos de santos.

Solo en el caso de Valentín „cual Can Cerbero, perro del dios Hades de tres cabezas„, se contabilizan tres cráneos: en la Colegiata de Toro, en la iglesia de San Antón de Madrid y en la de Santa María de Roma.

La cosa se complica si tenemos en cuenta el número de Valentines que había en la época. Los varones solían ser apodados con nombres relacionados con la guerra. Así, abundaban los Víctores, de victoriosos; los Félix, de felices; y los Valentines, de valientes. De hecho, el 14 de febrero se honraba en realidad a tres Valentines distintos. Y decimos "se honraba" en pasado porque la Iglesia retiró su celebración después del Concilio Vaticano II en los años sesenta.

Pero no olvidemos que el amor y el capitalismo pueden con todo, de ahí que se siga celebrando. Y más en una provincia que en su nombre lleva incluida la palabra amor entre la Z y la A.

Lo mejor: No ser un santo. Como dice Jesús Campos: "A mí no me gustaría ser santo porque luego estás danzando toda la vida".

FUENTE: LA OPINION DE ZAMORA

+INFO: https://www.laopiniondezamora.es/toro/2020/02/14/toro-tumba-san-valentin/1223627.html

 

Toro 2016
Dirección postal

Dirección: Plaza Mayor, S/N - Toro (Zamora)

Teléfono

Teléfono: 980 108 100

Fax

Fax: 980 108 102

VirtualSoft Taller Informático
W3C Approved
ATENCIÓN: Esta web no usa cookies excepto para guardar identificación de usuario y para ocultar este mismo mensaje. La web no se hace responsable de las cookies utilizados por terceros. Para quitar este aviso haz click aquí.